Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012
Imagen
Muchos lazos adornan a menudo mis chaquetas, dependiendo del día, del estado de ánimo. Si es negro será porque se ha muerto una parte de mi alma, si es azul es porque el terror ha vuelto a nuestras calles después de un largo tiempo de ausencia, si es rojo, me pondré en la piel de un seropositivo y lucharé para que haya una cura para el SIDA. Si no me pongo nada es que todo está bien en mi y en lo que me rodea.
Pero hace un tiempo apareció en mi vida el lazo rosa, el lazo de la lucha contra el cáncer, esa que nosotros hemos empezado hace unos meses y que afrontamos con todas nuestras fuerzas.
El primer día que tú te enfrentabas a la quimio, tan temida y ansiada a la vez, una enfermera me colocó en la camiseta un lazo rosa sujeto con un imperdible, y desde entonces no me separo de él ni un instante.
El rosa se ha convertido así en el color de la esperanza además del verde, sólo que cada vez que veo algo verde huelo a hospital, a quirófanos cerrados, a espera en un pasillo.
El lazo rosa simb…