Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

Renacer

Imagen
Eres ese alma,  que no puedo alcanzar sola,  ese sueño perdido  que no logro encontrar.
Eres el camino
que recorro cada día,
para llegar a tí, sin que nadie
nos vea besarnos, amarnos.

Eres una luz que brilla
cada noche en mi ventana,
eres ese corazón
que late sin descanso,
la persona que me llena
y me vacía a la vez,
que me da motivos para vivir,
para ser hoy más fuerte que ayer.


Eres tú la piedra
en que tropiezo cada día,
pero eres la mano
que me viene a levantar.

Por eso lo eres todo,  y no eres nada,  por eso todo me lo das  y me lo quitas,  porque contigo  cada día significa  renacer.

Foto en mis sueños

Imagen
Miro ese pedazo de papel que sin hablar tanto me dice.
Lo reposo en mi cama, sobre mi almohada. Es una foto.
La beso los cinco minutos
que dura la música del alma.
Queda intacta.


Me recuesto
y pongo entre mis brazos
esa imagen.

Sigue ahí cuando despierto y la miro sonriente, vuelvo a besarla y una lágrima reposa sobre ella.

Con tu rostro me duermo,
y con él sueño,
en tus ojos me miro
en tus manos me acuno.

Tu imagen dice las palabras
que tu voz no me cuenta.

Pedazo de papel inerte, hoy me hablaste y en ti, sentí la vida, que me diste.

Cinco sentidos

Imagen
Hueles a tabaco mezclado con fresas, a fresco despertar cada mañana.
Tus labios saben
a beso desmedido, sin final,
de despedida.

Piel experimentada que rompe todo lo que toca, que tiembla, siente.

Manos que secan, acarician, recogen al caido, abrazan a quien aman.

Hueles a mar y a monte, a juventud, y a vida. Miras tan fijo que clavas tus pupilas en el alma, ojos marrones.
Eres amargo
y dulce a la vez,
como el gin azul
que compartimos.

Cinco sentidos para gozarte no pienso dejar ninguno sin que pueda disfrutarte.

Fràgil

Imagen
Mi piel más frágil,  quedó en tus manos,  mi niñez se rompió  dejando paso a la mujer que oculto.

Mi esperanza se desmoronó al ver como se alejaba todo lo que quería.

Te he perdido,  sin decirme que te ibas,  se que ya no volverás.

Adiós, inocencia, infancia, sueño.
Hasta pronto o nunca
hombre indeciso.

Muda

No quiero volver,
no quiero hacer más daño
No eres nada,
nadie, dolor, llanto
Arrepentimiento sola

Muda, y aún así  hablándote de noche,  desaparecer  ese es mi destino Volar sin alas  para huir de tu recuerdo,  llorarte en calma.
Sólo dormir
sin despertar, y ya no quiero nada,
me engañaste.

Me duele tu silencio
y sí pudieras verme
no serias así.

Por su vida, se apaga la mia

Imagen
Ansiedad, por mirarte,
tocarte, sentirte cerca.
Insomnio, de soñarte,
pensarte cada noche.

Cansada de buscarte,  en calles, plazas,  esquinas, que no existen.
Sin aire,
ahogada en ese mar
profundo de tu cuerpo,
ansiedad, que me mata
de amor, lento, fuerte.

Ansiedad por amor,  por el miedo a perderte,  en silencio llega,  duele, mata, rompe,  y no me deja verte.
Vista nublada,  amor roto, palabra tímida,  aire agotado, sudor, escalofrío.
Ansiedad por su vida,  apagando la mía


Rosa Prendida

Imagen
Rosa prendida,
roja de la pasión
de la sangre derramada.


Rosa clavada, 
en mi pecho por siempre sin espinas en el alma engarzada en el Cristo.

Hueles a incienso a Cuaresma. Eres rosa prendida preciosa, escolapia.
Eres mía. En cada pétalo un hermano en cada hermano un sentir y en mi recuerdo las horas en que fuiste rosa infiel.

Se busca alma

Imagen
Busco, sin descanso,  alguien que de sentido a mi vida,  que me llene.
Dias, meses, años,  vacío corazón roto,  cabeza llena el pañuelo se llena de llanto. 

Giran a mi alrededor  recuerdos del pasado deseo de futuro incierto.


Busco, alma vacía y pura que escuche, sienta, piense ame que mate esta soledad  que hoy me puede.





11 de marzo 2004 - Humo negro

Imagen
Cortado amargo, humo negro incesante,
mañana oscura, de lluvia
Cabeza desgarrada,
 impaciencia, miedo,
estruendo, llanto, rabia.



Los cuerpos por el suelo, sangre, desolación.
Yo no puedo hacer nada,
los trenes vuelan sin alas,
se despedaza todo, no hay quien lo pare.


Te llamo y tu voz me responde,  en medio de la niebla,  aun tu voz resiste.

Tres carros, doscientas almas,  vida, muerte, que ambiguo todo.
Retiro, árboles para el recuerdo,  Atocha, Pozo, Santa Eugenia,  negro humo, pesadilla.
Llamo y tu voz me responde,  en medio de la niebla,  aun tu voz resiste.




Insólita virtud

Insólita virtud,
la que tiene tu voz
cuando me habla
que me apaga la risa,
la esperanza, la vida.

No se de donde viene,
ni como destrozarla,
solo que me hace daño y no se cura.

Insólita virtud
que cree saberlo todo,
apagaste la risa de mi cara
sin dejar más que llanto en mis pupilas.



El niño de mis ojos

El niño de mis ojos tiene ojos oscuros,
en los que veo un brillo
cada vez que me miran.

El hombre de mi vida  llegará cuando quiera,   si le dejo llegar yo.
El niño de mis ojos,  tiene las manos suaves,  el pelo negro, las cosas claras.
El hombre de mi vida,  está aún por hacer. El niño de mis ojos,  me roza con cariño,  me habla tembloroso, tiene miedo.
El hombre de mi vida
quizás no surja nunca.
Pero el niño de mis ojos
es mejor que cualquier hombre
por mucho que todos
llevemos un niño dentro.

Ciudad del Lérez

Ciudad del Lérez, cubierta de agua en cada esquina. Ciudad de cuestas empedradas,   gentes amables,
caminos peregrinos.
A cada esquina me sorprendes  con un toque de magia   un paisaje verde,   un cielo nublado.
De cada calle  puedo escribir historias.  De cada persona  puedo hablar maravillas.
Ciudad del Lérez,  has dejado en mí
una huella imborrable.
Mereció la pena
venir, soñar, sentir, .
Ciudad del Lérez, Pontevedra,  si me dejas, me empapo otra vez  de tu esencia,   Y a mi regreso a tierras mañas  añoraré las horas y los ratos entrañables.
Pontevedra,sí estuvieras  màs cerca de mi casa  trazaría un camino  para llegar a tí en dos zancadas,  y te pondría un altar para
desde mi casa juntas tocar el cielo.