jueves, 31 de marzo de 2011

Creer


No creo nada, y menos que nada en nadie,
me huele el mundo a mentira,
a tiempo perdido,
a gente corrompida.
A podrido, me huele.

No creo en togas negras,
ni en promesas que cumple
quien no conozco,
y no creo por tí, por ella,
por su mirada desecha.

El tiempo corre, la vida pasa,
todo tiene un principio
que todo el mundo sabe,
y un final que siempre desconoces.

No creo en nada,
no espero nada de nadie,
sólo el final que nadie sabe.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Palabras

La palabra, el sentido,
la voz, el aire, su significado.
Un frase, dos, una historia,
un párrafo, que te cuenta algo.

Me callo, se hace el silencio,
sólo roto, por el aplauso del triunfo,
del clamor de la gente.

Yo escribo para que tú me leas,
tu lees para que yo te escriba
te hablo para me que me escuches.

Las palabras tan solo cobran vida
si las piensas, las dices, las escribes.

La palabra, la voz, una frase, un sentimiento.
Todo eso.


jueves, 17 de marzo de 2011

El resto de la juerga


Amarillo, claro, como caldo de conserva,
en ese vaso.

Solitario, sobre un teléfono,
resto de una noche de juerga,
martini, con limón, diría yo.

Ese vaso de litro,
que de joven cogía con dos manos,
y bebía de trago, de noche en noche,
sin respirar.

Allí estaba después del fin de semana,
la litrona solitaria
que no fue terminada,
por el poder del sueño

viernes, 11 de marzo de 2011

El tren de la muerte


Amanece, la gente llena las calles,
marcha a trabajar,
a empezar un nuevo día,
de estación en estación,
de calle en calle.

Suena un estruendo, dos, tres,
se para el mundo.

El amanecer se vuelve
rojo de sangre,
negro de muerte,
fin de una vida, de dos, de cien,
de casi doscientas.

Lloros, miedo, carreras,
teléfonos que suenan sin respuesta

Era 11 de marzo, era Madrid,
era una pesadilla,
años después
nadie sabe quien acabó
con tantos sueños.

jueves, 10 de marzo de 2011

Los días son tan largos,
las noches tan eternas,
que si no estas tú aquí
no quiero pasarlas.

Soñar ya me da miedo,
caminar me asusta
y cada paso es un nuevo reto
para superar.

Te miro aunque no estás,
te siento cerca y lejos a la vez,
pero te siento,
porque eres tú mi sentido.

No quiero nada,
sólo tus manos para agarrar,
para saber que no me caigo aun,
que sigo viva.

Quiero que vuelvas,
que estés a mi lado,
que me ayudes a ser yo,
que me seques las lágrimas
y que mi corazón tenga cuerda aun
para quererte.

martes, 1 de marzo de 2011

Tiritas de alma


Dolor, palabras, llanto, miedo,
almas rotas, sueños perdidos,
vértigo, silencio y voces altas.
Pasado.

Rio y lloro,
la miro, tiemblo,
pienso, en nada,
en cosas que no son nada.

Presente,
amanecer, que nunca llega,
lágrimas amargas.

Vida perdida, inalcanzable,
muerte, de todo lo que un día quise,
y se ha marchado.
Por una puerta ya cerrada,
que ha dejado heridas abiertas.
En el alma.