Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

CENIZAS DE SAN JUAN

Imagen
Ardiste en la hoguera
de mi cuerpo tantas noches
que ya he perdido la cuenta.

Me quemaste la piel  y el alma con tus heridas  tan fuerte que aun dejan restos.
Me diste calor
en las noches frías,
y en los inviernos gélidos.

Calor, pasión,  sueño, infierno,  ardor de guerra,  hoguera de pasiones,  llamas incandescentes.


Te escribí,  en la última noche de hogueras,  y bajo un manto de estrellas  observé que te quemabas,  eras pasto de las llamas.
No de llamas de pasión,  sino de llamas de fuego,  de calor de verano,  de brasas para el olvido.

Me vuelves loca

Imagen
Me vuelvo loca,
cuando imagino que me beso con tu boca,
cuando en mis sueños estás tú,
me vuelvo loca.

Vuela, mi ropa vuela por los aires como pluma, y tu me enciendes como vela que se prende.
Tus manos rozan  a las mias con deseo, tu cuerpo cae  rendido ante mi pecho.
Amamé,
como sí fuera nuestra última noche,
bésame
como sí no hubiera mañana.

Rómpeme y déjame un recuerdo de esta noche, tócame, que sólo yo pueda sentirte...
Loca, me vuelvo loca
sólo de pensar que estoy contigo,
y que esta noche
volveré a besar tu boca...

Vendrás esta noche. Lo se.

Sueño, esta noche tuve un sueño,
uno de esos que nunca podré vivir,
por eso es sólo un sueño.

Cerré mis ojos fuerte,  nunca quise ponerle final,  me arropé sobre mí,  le hablaba sola.
Era un campo verde,  una playa rocosa, un cielo claro,  con eso era feliz en sueños, y estaba sola, sumergida en mi.
El sol me anunció  el amanecer en la ventana,  y ahí terminó mi sueño.
El campo se volvió desierto,
la playa, un río verde,
el cielo claro, tormenta, truenos.

Aún tengo sueño,  pero ya nada es como esta noche.  Te esperaré unas horas. Vendrás a mí, lo se.