Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Aragón

Amarillo y rojo, que ondean al aire,
en el Día de Aragón.

Aragón de tierras yermas, y valles verdes,  cumbres nevadas,  senderos interminables.
La casa de los Amantes,  del Pintor de los Desastres,  de mis raíces ancladas.
Día de Aragón, te cuento,  y de Castilla León, donde también tengo vida,  recuerdos de infancia...
Mi tierra huele a claveles,
a libros nuevos, a llama de dragón,
a Lazón de turrón.

Amarillo, rojo, cierzo, Pirineos,  Los Monegros, el mudejar,  San Jorge, la trenza, sueños, las jotas y unas borrajas.
Esta tierra, es mi tierra, es Aragón.



Amor para una flor

Imagen
Amor nuevo que crece con los años.
Rodeado de flores y de valles,
de playas y de mares.
Amor que huele a fresas,
menta y chocolate.


Que se vive en tus sueños y los suyos,
en el aire que trae la primavera,
y se convierte en beso apasionado.

Amor que llena el corazón de los vivos, y marchita un poco más los corazones solitarios en busca una flor que les regalen.

Un beso, en su día internacional.

Imagen
Un beso dura un instante,
un mágico momento de cariño.
Son los besos de madre,
los primeros, los que curan
chichones de infancia,
y derraman ternura.

Y esos besos de amigas y amigos,  que se encuentran,  que se ayudan,  que se mandan por wassap,  ya no por carta.
¿Y los besos de amor?  Los  pasionales, que se dan  dos tórridos amantes.
Los que duran minutos 
bajo la lluvia,  los que dicen adiós,  y los de buenos días.
Un beso es un instante,
que puedes recordar
si es de verdad, toda la vida.

Semana Santa de mi tierra

Semana de Pasión,
estación de Via Crucis,
Zaragoza retumba al toque de tambores.

Olor a flores, a incienso,  faroles que iluminan esta noche,  lágrimas de la Virgen Dolorosa. Horas de caminar, de espera,  buscando ese hueco, ese instante....
En las calles estrechas,
en las plazas más amplias,
en cualquier esquina,
huele a Semana Santa.

Mi Semana Santa es así,  llena de sonidos y de suspiros,  de fotos y colores,  de horas de pie, y noches en vela.
Es la Semana Santa de mi tierra.