Verde y blanco

De verde y blanco te vistes,
por las esquinas, por las calles
estrechas del casco.

Y la plaza central,
tranquila en tardes solariegas,
se llena de algarabía en un instante

Un aroma a albahaca
me invade los sentidos,
y una masa de gente me rodea.

La pequeña ciudad
se vuelve grande
y acoge a los foráneos visitantes
que disfrutan la fiesta en plena calle.

Dance de cintas,
de espadas, paloteao ,
tradición que emociona desde casa.

Huesca se viste un año más
de blanco y verde, de verde y blanco,
honrando a San Lorenzo, en plena fiesta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

VOLUNTAD

Labios abiertos