jueves, 28 de junio de 2012

Abuelos

Ayer me fui a tu casa,
y tuve que volar para alcanzarla.
Le limpié los rincones,
quité las telarañas de un olvido que no existe.


Ayer besé tu frente, 
que es ya un trozo de mármol, 
bien pulido, 
y me abracé a tu ausencia 
ya tan larga.

Ayer prendí una vela 
que aun tiene llama 
porque todavía 
se respira vuestra vida

Ayer regué tus flores,
las que tienes plantadas en tu huerto,
las que adornan tu casa todo el año
y planté junto a ellas las raices
de un árbol sano y fuerte.

Ayer  volví a llorar al recordaros, 
al pensar en tus rosquillas con anís, 
en las tardes de toros y futbol, 
en las meriendas en los pinares, 
al pensar en cada instante que pasamos juntos.

Porque sin vuestras vidas 
mi vida no estaría, 
por eso os dedico este recuerdo, 
hoy que no estais desde hace años 
para que desde arriba quede claro 
que me sigo acordando de vosotros.

2 comentarios:

  1. Los dos desde donde esten seguro que te cuidan mucho.

    ResponderEliminar
  2. la hija y la nuera agradence tus versos

    ResponderEliminar