lunes, 31 de agosto de 2015

37 matrimonios

Tanto amor en sus vidas, 
tantos años unidos, que nunca
nos querremos como ellos, 
pues lo vemos todo diferente.

Casi cuarenta años de paciencia,
de besos escondidos y de viajes,
de tardes en el cine, en los parques,
el amor es una ciencia.

De su amor llegué yo luchando, 
llegó después, mi gran hermano, 
cuantas tardes jugando, 
cogidos de la misma mano.

Ellos son el amor en persona,
la lucha por el ser amado,
el abrazo que adorna
su sueño más preciado

1 comentario:

  1. No somos nada, sin la presencia constante de los frutos del árbol. Sin vosotros…, ¿para qué?, nada sirve.

    ResponderEliminar