Cuatro palabras


Dime cómo tener el sabor de tus labios, 
cuando la vida sea amarga, 
si ambos estamos lejos, 
si la noche sin ti se hace más larga.

Cuatro palabras bastan para reír, 
"Peque déjame un beso",
que me quiero dormir, 
siendo de tu cuerpo, preso.

Dime cuántos caminos 
trazo en el mapa del corazón, 
los andaremos juntos, 
quiero perder la razón.

En el sabor de tus labios, 
con la ingenua locura, 
que hoy entregan tus besos, 
dejaré de ser mujer fruta madura.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Labios abiertos