Jirones de seda


Solo necesito que me sientas, 
que roces mi piel con deseo 
y mi carne sea pecado para ambos.

Haz jirones mis sábanas de seda, 
enrédate conmigo como hiedra, 
mátame con tu cálido veneno.



Clava tus uñas en mi pecho, 
cubre mi cuerpo con tu alma, 
y quémate conmigo en el infierno.

Te quiero, te deseo, eres un sueño, 
eres pasión que me desnuda, 
cenizas de una noche desmedida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Labios abiertos

Cuatro palabras