Pequeño Lucas

El milagro de la vida,
vio la luz de madrugada,
lo miraban las Estrellas del cielo,
los Ángeles de la guarda.

El fruto de un amor 
llegó a este mundo, 
lo pintaron de azul 
y le llamaron Lucas.

Te he tomado en mis brazos,
tan frágil y chiquito, y he convertido
con un beso en tu frente
tu "puchero" en sonrisa.

Yo, que he visto crecer a tu madre,
y he jugado con ella muchas tardes, 
que tu abuelo me hacia zapatos, 
que a tu yaya le contaba mis cosas...

Pequeño Lucas,
cuando abras los ojos,
verás un mundo gris
que tú iluminarás con tu sonrisa.

Llorarás, crecerás, 
correrás, volarás, 
y serás la alegría de tus padres 
y de quién te rodea.

Pedacito de cielo
eres la prueba
de que el amor más fuerte,
hace milagros, como tú.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuatro palabras