Felicidades

Hoy tus ojos llegaron
a la ciudad del Lerez,
hace ya treinta años.
Y le lloraste al mundo tu llegada,
con valor, con energía.

Ojos marrones, 
pelo oscuro algo rizado, 
y un corazón tan grande 
como el Universo.

Tres décadas de vida
que no se resumir
en unos versos,
porque dan para un libro.

Y te hacías mayor, 
contagiabas de vida 
todo lo que tocabas, 
y así hacías felices 
a cuantos tenían 
la ocasión de mirarte.

Eres de la tierra donde
se mezclan los prados verdes,
con playas infinitas.
Donde la lluvia
no deja paso al sol, donde a veces
solo brillan tus ojos.

Eres quien ha cambiado 
mi manera de ser a mejor,
 mi sueño a conseguir es tu amistad, 
mi único deseo volver a verte, 
aunque existan distancias insalvables.


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

VOLUNTAD

Labios abiertos