Me pediste la mano

Sentado, enfermo,
enfermo de amor,
me tomaste una mano.
ojos que brillan
y me dicen sin palabras
que me quieres.

Noche buena donde
se hizo el silencio,
que tů quebraste
para pedir mi mano.

Parecía ser un sueño
mi mejor regalo. Casarnos.
Pero todo se quebró
tú te lo llevaste todo
y asi quedé con mi vestido blanco
y sin amante.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Labios abiertos

Cuatro palabras