AMIGO, CONFIDENTE...

Al otro lado del teléfono, 
él se empeña en secar mis lágrimas, 
mientras ella deshace mi esperanza.

No reprimo mi coraje, 
yo viví con mi hombre y me dejó, 
este hombre la quiere y ella...
Ella se encela en no perderlo.


Él es amigo, y llora, yo le he oído, 
él no quiere perder mi amistad, 
y ella no quiere verme.

Ella cree que voy a robarle, 
ese hombre que tanto la quiere, 
y es que sabe entre recelos, 
que nadie como él la adoraría.

Al otro lado.... Él y yo lloramos, 
que ella no se entere que su hombre, 
un día nos hicimos solo amigos

Comentarios

Entradas populares de este blog

Labios abiertos

Cuatro palabras