CARICIAS

Su mano acariciaba, 
suavemente mi espalda, 
tan tierno y tan brillante 
profundo me miraba...

Mis manos se enlazaron a las suyas, 
sus ojos se cruzaron con los míos, 
no pude resistirme a su cariño. 
Me regaló un cálido abrazo.

Quiero su amor, yo no lo niego, 
pero tener amigos que te quieran, 
vale más que mil amores 
que destrozan lo que tocan.

Quiero reírme contigo, volar, 
que me des juventud, 
quiero mil tragos a tu lado, 
y parar el reloj si estoy contigo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

VOLUNTAD

Labios abiertos