Como te quise ayer


Hoy te quiero
porque tengo que quererte,
como todos los días,
como te quise ayer
y te amaré mañana.

Hoy, aunque flote amor por el ambiente,
te diré que en casa flota amor todos los días,
porque estás tú conmigo.

Hoy te quiero, y ayer y hace unos años,
pues te voy a querer hasta que muera,
hasta que deje de respirar, y de sentir.

Voy a quererte,
porque lo piensa mi cabeza,
lo dice mi corazón
y es tan cierto... tan eterno...

Comentarios

Entradas populares de este blog

VOLUNTAD

Labios abiertos