martes, 25 de febrero de 2014

El comienzo de todo

Devolver la sonrisa que creía perdida,
robarme el sueño como un ladrón
que roba corazones allá donde para.

Eres esa persona 
que creí que jamás volvería a tener, 
ese compañero, ese amigo 
que me hace temblar a deshora 
en noches que nunca terminan.
Echo de menos 
tus palabras de aliento, 
tus mentiras, que suenan a verdad, 
esa manera que tienes 
para hacerme olvidar.


La ayuda que nos damos 
es tan mutua que yo no se vivir 
sin dedicarte un minuto de mi vida 
aunque sea para decirte que te cuides.

Quiero ver hoy tus ojos,
que me hable tu voz, en vez de hablarte yo,
que veas mi interior, que está vacío
y que lo llenes con tu vida
y hagas que mi vida comience de nuevo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada