Pensando sin pensar

        Pienso más de lo que debo.
            Y se gasta mi cabeza
                del vano esfuerzo.

Pienso en la gente
   que me importa,
      y quiero ser perfecta,
         ante sus ojos.

                   Un error, tal vez
               me haga perderlos,
           y luego nadie sabrá
       cómo recuperarlos.

     Pienso porque siento,
          siento porque estoy viva,
             pero antes de perderte,
               tragaré mis palabras
para recuperarte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Labios abiertos

Cuatro palabras