Muda

No quiero volver,
no quiero hacer más daño
No eres nada,
nadie, dolor, llanto
Arrepentimiento sola

Muda, y aún así 
hablándote de noche, 
desaparecer 
ese es mi destino
Volar sin alas 
para huir de tu recuerdo, 
llorarte en calma.

Sólo dormir
sin despertar, y ya no quiero nada,
me engañaste.

Me duele tu silencio
y sí pudieras verme
no serias así.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

VOLUNTAD

Labios abiertos

El beso de mi película.