Miedo


Dueles como un puñal
clavado en las entrañas,
quemas como una hoguera de fuego vivo,
hablas cortando mis palabras
como el aire,
hieres con una fuerza que me mata.

Miedo, me causa miedo tu presencia,
ando con los pies despacio,
por si pudiera molestarte cuando llego,
y me callo por ahorrarte
las palabras de desprecio.

Miedo, me haces sentir tan asustada,
que daría mi vida por no verte
jamas a solas una madrugada.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

VOLUNTAD

Labios abiertos