miércoles, 26 de enero de 2011

Sola


Sola, esperando que se abra la puerta,
sigilosa, sin hora fija.

Sola, mirando por la ventana
cada minuto, por si vienes,
atenta a tus pasos
a cada sonido que te traiga más cerca de mí.

Pasan los minutos como horas,
las horas como días, eternos, agotadores.

Pasa el tiempo, y la vida con él,
pero sin ti, sin tu presencia.

Sola, esperando, sin ti,
que vas y vienes, que me llenas de vida,
que me das todo, que me quieres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No, es no

No me anules No controles mi ropa ¿Ridiculizarme? Jamás Prohibido prohibirme. Me manejas como quieres Me castigas encerrada E...