domingo, 23 de enero de 2011

Sonidos de domingo


Sonidos estremecedores,
que traen recuerdos, que retumban,
en la noche, en la mañana.

Tambores, no de guerra
sino de pasión,
manos heridas,
parches abollados.

Mañanas de domingo,
y de ensayo a la vez,
redobles de baqueta,
toques de corneta,
golpes secos de maza.

No se puede explicar con más afecto
lo que siento esos instantes,
que es si acaso emoción, amor
o tal vez devoción, por escucharte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

San Antón nos quemó

Estaba escrito que esa noche de San Antón, no debía abrasarme. Elegí la distancia y la suerte. Tú quemaste en sus brasas nuestro inten...