Me enseñaste tanto... Amor

Tú me enseñaste 
a quererme, a creer 
que una nueva vida era posible, 
tú, sólo tú.

Tú me descubriste
un mundo nuevo de ilusiones,
y así es como volví a ser feliz.



Y hoy vivo sin ti
con todas mis fuerzas,
pensando que te amé y así crecí...

Volví a nacer, 
creí que era posible convertirme 
en una gran mujer.


En tus brazos me perdí  
sin darme apenas cuenta 
creí que volvería a ser 
"esa mujer" que un día fui.
Y tu lo conseguiste, amor

dándole cuerda a mi noble corazón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pequeño Lucas

Cuatro palabras